El titular de la AFIP, Alberto Abad, consideró hoy que la recaudación del 2017 fue “muy buena” teniendo en cuenta que este año se produjo una “baja de la presió. impositiva”, y lo adjudicó a la “mayor actividad económica”.

Abad atribuyó la mejora al crecimiento y los planes de facilidades de pago que ayudaron a regularizar deuda y aumentar la base imponible, en un marco de menor presión tributaria. 

La presión tributaria bajó del 24,39% del 2016 al 24,25% este año, y casi dos puntos porcentuales respecto del 2015, cuando s. ubicó en el 26,27%, informó el funcionario.

Abad consideró que la gradualidad de la aplicación de la reforma tributaria sancionada recientemente “no tendrá un impacto muy fuerte” este año y aclaró que todavía se aguarda la reglamentación de la ley “para estudiar los números finales, pero estará cerca de una baja de alrededor de un punto porcentual”.

Entre los factores que incidieron en la recaudación del año pasado Abad mencionó los planes de facilidades de pagos que llegaron a 1,8 millones, de los cuales 5,8 mil fueron por moratoria y otros 1,3 millones a otros planes.

El total refinanciado de deuda impositiva ascendió a lo. 287.000 millones de pesos y Abad destacó que esa cifra equivali. al 40% del total de prestamos del sistema financiero.

El titular de la AFIP dijo que durante 2017 los contribuyente. del rÚgimen general aumentaron 2%, los de bienes personales 10% . los monotributistas otro 10%.

Detalló que en bienes personales la base imponible aumentó un 94% y pasó de 116.000 millones de dólares a 226.000 millones.

Explicó que los bienes personales declarados en el exterior, tras el sinceramiento fiscal, aumentaron un 495%, al pasar d. 19.000 millones a 113.000 millones de dólares, que ahora pasan a tributar impuestos.