El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, Gabriel Bornoroni, afirmó ayer que espera que el fin del congelamiento de los combustibles mejore el abastecimiento en las estaciones de bandera blanca, es decir, las que no están identificadas con la marca de las petroleras. Según Bornoroni, por la medida electoral que había dispuesto el Gobierno, las petroleras empezaron a aplicar cupos, lo que generó escasez en este tipo de estaciones, que tienen mayor presencia en el interior. "El congelamiento con desabastecimiento y cupo generó una crisis importante en nuestro sector. Algunas estaciones de servicio cerraron", aseguró el empresario cordobés en diálogo con radio La Red.