A partir de abril, los abogados jubilados de la Provincia de Buenos Aires cobrarán 22 mil pesos, según lo dispuso la Caja que administra los fondos de los profesionales. Con este incremento, el haber básico de los retirados aumentó 168% en los últimos tres años y medio.

Así lo resolvió la Caja de Abogados de la Provincia de Buenos Aires en su última reunión de directorio. El primer aumento del año se liquidará con los haberes correspondientes al mes de abril de 2018 a los 4.157 jubilados, mientras que para los 2.895 pensionados que dependen de la Caja el haber se fijó en 16.500 pesos.

El beneficio que obtuvieron los profesionales del derecho jubilados a partir de abril es de 15,8%. Según explicó Daniel Burke, presidente de la entidad previsional desde junio de 2014, el incremento en el último trienio estuvo 44 puntos por encima del índice de inflación de ese mismo período, que fue de 124%.

Burke destacó que la mejora que recibirán a partir del próximo mes los abogados retirados fue producto de un "importante aumento en la recaudación en 2017; un incremento del 39% en los ingresos previsionales con respecto a 2016 y a un mayor nivel de cumplimiento de los abogados en actividad que aportan".

"Hemos decidido volcar en los beneficiarios previsionales el resultado de esta optimización en la gestión de los recursos. Por eso, podemos mejorar la jubilación por encima de los índices de inflación y también por encima de los niveles de incremento que ofrecen otros sistemas previsionales públicos y privados", explicó Burke.

La Caja de Abogados de la Provincia implementó el año pasado un nuevo esquema de aportes que les permitió a todos los abogados regularizar su situación mediante un mecanismo más flexible para cumplir los compromisos previsionales.