El ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, informó hoy que los posibles temas a tratarse en la 11° Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio ( OMC) vinculados a la agricultura serán el acceso a mercados, el manejo del stock de alimentos, los subsidios a la producción y la pesca ilegal.

"Se va a incrementar a nivel mundial la ingesta calórica per cápita diaria, por lo que nos piden a los países productores de alimentos que produzcamos más y, el mejor incentivo para hacerlo, es que éstos sepan que al momento de vender sus productos haya un comercio justo y equitativo y que no haya trabas que impidan el normal circulamiento”, sostuvo Etchevehere tras la reunión con el grupo Cairns, organización que concentra a los 20 países que son los mayores productores y exportadores globales de alimentos.

"El comercio justo significa una retribución adecuada al productor y una facilitación al acceso al alimento por parte del consumidor. Son dos caras de la misma moneda y esto está todavía agravado por el cambio climático”, agregó Etchevehere desde el salón Ceibo ubicado en el predio del barrio porteño de Palermo de la Sociedad Rural Argentina (SRA), pasado este mediodía.

Etchevehere indicó ante los representantes del Cairns que en las reuniones ministeriales de la OMC que se llevarán cabo durante los próximos días “deberíamos poder tratar los principales de temas de negociación, que son ayuda interna, pesca, notificación de restricciones a las importaciones, stocks públicos con fines de seguridad alimentaria y acceso a mercados y competencias de las exportaciones”.

Respecto a la ayuda interna, el ex titular de la SRA manifestó que “vemos como en determinados países la ayuda interna está subiendo. Sería muy interesante poner un tope a estas ayudas que vayan en el camino de la previsibilidad, porque son subsidios que distorsionan el comercio”.

En el caso de los stocks públicos, el funcionario nacional remarcó que “hay un derecho legítimo que los países, para combatir el hambre, lleven adelante stocks para tener alimentos disponibles para su población, pero también vemos que hay desviaciones”. 

"Respetamos que los países puedan tener esa seguridad para poder alimentar a su población, pero es distinto cuando se utilizan esos stocks para volver al mercado y de esa manera causar impacto en las cotizaciones”, adujo respecto a esta cuestión.

Además, indicó que “en el acceso a mercados y en la competencia de las exportaciones, vemos que estamos sufriendo todavía picos arancelarios, aranceles escalonados, salvaguardias arbitrarias y restricciones pararancelarias”.

En cuanto a la actividad pesquera, Etchevehere hizo especial hincapié en la lucha contra la pesca ilegal y los subsidios en la actividad.

Por su parte, el presidente de la SRA, Daniel Pelegrina, representante argentino en el grupo Cairns, remarcó la necesidad “de conseguir un mayor comercio internacional y más justo, que contemple mejores condiciones para todos los países, como así también la sostenibilidad ambiental, eficiencia y eficacia de las normas sanitarias y la participación de los productores en la cadena de valor”.

"Hoy la agricultura mundial presenta un escenario mundial con cambios y desafíos permanentes directamente sobre las actividades productivas, situación que requiere una especial atención de las organizaciones de productores orientadas al desarrollo del agronegocio, tanto para el sector público como para el privado”, agregó.

Por tal motivo, “es central la reforma del comercio internacional, especialmente en este ámbito denominado Ronda para el Desarrollo, donde deben surgir condiciones para el comercio para el mediano y largo plazo. Los resultados positivos que se puedan alcanzar determinarán que los productores, industrias y servicios vinculados al agro puedan invertir significativamente en tecnología, infraestructura, y capacitación”, concluyó Pelegrina.

Ante la OMC, para esta cita en Buenos Aires, Argentina, se registraron unas 20 propuestas presentadas por distintos países.

Las negociaciones sobre Agricultura son una de las más difíciles para los miembros de la Organización Mundial del Comercio ( OMC) porque cuentan para la XI Conferencia Ministerial (MC11) con unas veinte propuestas para desmantelar subsidios directos y otras cuestiones, lo que hace difícil prever resultados relevantes.

"La cantidad de propuestas representa un avance en el interés para resolver estas cuestiones pero a la vez es un obstáculo para llegar a un acuerdo a nivel multilateral”, reconociero. fuentes que siguen muy de cerca las negociaciones.