La tregua duró poco. Con un mercado funcionando a pleno, tras la vuelta ayer a los negocios de Wall Street después del feriado del lunes, los controles de cambio impactaron de lleno en la Bolsa porteña y las acciones locales sufrieron una fuerte caída ayer.

De la mano de los papeles de las empresas energéticas y los bancos, que llegaron a caer más de 17%, el S&P Merval cerró la jornada con una baja de 11,9%, que lo dejó en su menor nivel en dos años.

A la cabeza del derrape se ubicó Grupo Financiero Galicia, con una baja de 17,3 por ciento. Le siguieron Banco Macro, que cayó 15,8%, y Transener, que terminó 15,7% abajo.

La mala performance de la Bolsa porteña fue acompañada por un masivo derrape de los títulos argentinos que cotizan en Wall Street. Los ADRs de Grupo Financiero Galicia perdieron 11,7% en Nueva York, mientras que BBVA cedió 7,6%, y Supervielle restó 6,2 por ciento.

El dato destacado de la rueda fue la caída de 5% de YPF, que dejó a la cotización de su ADR en el valor más bajo en 26 años.