Gabriel Torres, gerente de la agencia estadounidense Moody's en Nueva York, afirmó hoy que la recesión de este año "probablemente se extenderá a 2019", mientras que no hay previsiones aún sobre 2020. 

"Han tomado la decisión de consolidar lo fiscal que es positivo para el crédito, pero esto tiene un costo económico y político", advirtió el analista de la agenda de calificación estadounidense en declaraciones al diario El Economista. 

El Gobierno de Mauricio Macri prevé que la economía caerá 2,4% este año con una inflación del 42% y que transitará 2019 sin crecimiento y con un alza de precios del 25%, pero aún no se conocen los pronósticos oficiales.

"La caída va a ser más fuerte de lo que se dice. Creemos será del 3% este año", dijo Torres al matutino.

"Si bien no tenemos un modelo, el año próximo podría a haber caída. Habría una corriente algo negativa por lo fiscal y las tasas altas. Lo bueno será la cosecha. Veremos de cuánto es la caída en 2019", agregó Torres.

Moody s publicó un análisis el pasado lunes en el que advierte que una revisión de los términos que fueron originalmente acordados con el Fondo Monetario Internacional probablemente conllevará medidas de austeridad adicionales, con mayores tasas de interés y políticas fiscales más restrictivas que "amenazan con sumir a la economía en una profunda recesión".

Indica también que el aumento de las tasas de interés hasta el 60% que se efectuó la semana pasada fue el último de una serie de medidas que, hasta el momento, "han sido insuficientes para restablecer la confianza de los inversores".

Y agrega que desde el levantamiento de los controles de capitales en diciembre 2015, Argentina recibió alrededor de 85.000 millones de dólares en flujos netos de cartera, casi el doble que México.

"Los flujos de cartera caros exponen a la moneda argentina, especialmente en un entorno en el que los participantes del mercado perciben que las perspectivas de Argentina son cada vez más riesgosas", dijo Moody s.