Si algo vienen mostrando los números oficiales es que uno de los sectores más perjudicados por el programa económico y la recesión es la industria. Y, hacia adentro, el sector que menos proporción de su capacidad instalada está usando es el automotor. Por eso el Gobierno lanzó el programa Junio 0km, con el que busca que las ventas crezcan en 30.000 unidades. Sin embargo, la incidencia del programa sobre la industria nacional no sería significativa.

La automotriz viene marcando caídas interanuales de su producción en torno a 50% y el Indec mostró que en abril las terminales operaron con una utilización de la capacidad instalada de apenas 37,6%. Números que lucen inviables.

Un informe del Instituto de Trabajo y Estadística de la Fundación Germán Abdala (Itefga) señaló que "el programa no tendrá un impacto significativo en la industria nacional". Explicó en ese sentido: "El beneficio aplica al total de modelos que se comercializan en el mercado interno y no es exclusivo para modelos nacionales. En el mercado actual, los vehículos importados representan el 70% de las ventas totales, una cifra que es récord histórico".

Y agregó: "El programa sólo aplica para autos y no para vehículos utilitarios. La industria nacional ha reorientado su matriz a la fabricación de vehículos utilitarios y los autos representan el 40% de la producción".

El informe además destacó que en los últimos meses las terminales y concesionarias ya venían realizando importantes descuentos para la compra en efectivo pero que, por el fuerte alza de los precios, no hubo repunte en la actividad sectorial.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos