El titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos,  aseguró hoy que el incremento de la nafta es "inminente" y estará en el orden del 6 ó 7 por ciento, aunque remarcó que todavía "no hay una decisión oficial".

En este sentido, el empresario recordó que "ahora los precios están desregulados", por lo que el Ejecutivo nacional "no tiene participación en la fijación de los mismos" . "Es una decisión de las compañías petroleras, de la cual seguramente va a tomar la iniciativa YPF, por su condición de empresa líder", añadió.

"Seguramente la decisión está tomada y el aumento es inminente", enfatizó Castellanos en conversación con radio La Red, donde además  indicó que los empresarios esperaban "el aumento el día 1 de enero, y no se produjo, pero todo hace suponer que sería en el transcurso de esta semana".

También puntualizó que "el encarecimiento del costo de producción de los combustibles fue más que el 6 ó 7 por ciento, ha estado más en el orden del 14 por ciento, pero se ha tomado la decisión de trasladar sólo una parte de este incremento".

"Esperábamos el aumento el día 1 de enero, y no se produjo, pero todo hace suponer que sería en el transcurso de esta semana"

Al respecto, explicó que tuvo más incidencia en el aumento el valor del crudo que el del dólar, que igual, sentenció, "hizo lo suyo".

El empresario, además, volvió a cuestionar las condiciones en el pago del combustible con las tarjetas de crédito. Sostuvo que "la solución" para destrabar este conflicto es que los bancos cobren "una comisión más baja, en un plazo de acreditación más corto". 

"En Uruguay el plazo de acreditación está en 48 horas y no 28 días como acá, y la comisión es menor que acá", reprochó Castellanos, quien alertó que las tarjetas "iban a dejar de recibirse a principio de año y se optó no hacerlo por el impacto en las vacaciones, pero a partir de febrero, si no hay soluciones, alguna medida hay que tomar".