Los municipios del Gran Buenos Aires muestran una gran disparidad en su estructura de gastos, con algunos que destinan casi el 70 por ciento de su presupuesto al pago de salarios y otros en los que ese ítem no llega al 30 por ciento.

Así lo indicó un estudio del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), que precisó que "en 2017, el promedio de los municipios" que componen el conurbano "aplicaron el 43,4% de sus erogaciones para cubrir gastos de personal".

"Este valor está en línea con el porcentaje que la destinó a esta partida la Administración Provincial (45,7%). La principal diferencia entre el promedio del GBA y la Provincia viene en el resto de las partidas. En efecto, los municipios destinaron a obra pública el 17,1% de sus gastos, esto es casi 10 puntos porcentuales más" que la gestión de María Eugenia Vidal, se indicó.

En ese contexto, "existe una elevada dispersión en los datos a nivel municipal" ya que "por ejemplo, hay comunas con una elevada incidencia del Gasto en Personal (GP) lo que implica un escaso margen para desarrollar la oferta de servicios municipales (salud, seguridad, alumbrado barrido y limpieza) o la inversión en obra pública".

"En particular, el municipio que mayor peso presenta para el gasto en personal (Moreno con 68,5%) y el que menos Ezeiza con 24,5%) hay 44 puntos porcentuales de diferencia expresando profundas diferencias en lo que hace a la gestión presupuestaria en ambos municipios", se informó.

El estudio determinó que "en situación similar a la de Moreno se encuentran Merlo (68,2%) y Quilmes (60,4%) con elevado peso de la nómina salarial en la estructura de gastos".

Según se indicó, "por el otro lado, Almirante Brown (26,9%), San Martín (28,5%), Lanús (31,8%), Malvina Argentinas (31,8%) y San Fernando (33,1%) presentan las menores incidencias relativas para esta partida".

"Llama la atención que, aún en un marco de evidentes carencias, para el promedio de nuestra muestra, el Gasto de Capital representa un 17,1% de los Gastos Totales, esto es más del doble de lo informado por la Administración Provincial en 2017 (7,6%)", se informó.

El reporte subrayó que " Lanús muestra el mayor dinamismo inversor con el 32,9% de sus Gastos concertados en erogaciones de capital", mientras que "San Fernando (26,5%), José C. Paz (26,5%), Malvinas (25,2%) y Ezeiza (23,2%) completan el conjunto de los 5 municipios con mayor incidencia inversora".

En cuanto a los gastos en obra pública, el estudio señaló que "para algunos municipios", entre los que mencionó Lanús y Ezeiza, "el impulso inversor parece provenir fundamentalmente, de los aportes que realiza el Gobierno Nacional, lo que da espacio a marco institucional débil a la hora de discutir mecanismos de asignación de recursos".