El último paro realizado por los gremios debido a las negociaciones paritarias y que obligó a la cancelación de más de 300 vuelos de la compañía, representaron una pérdida directa de u$s6 millones, pero se perdieron u$s15 millones por ventas caídas en las jornadas de CyberMonday, de modo que las medidas sindicales impactaron en u$s21 millones, informó hoy Diego García, director comercial de Aerolíneas Argentinas.

No obstante, García señaló que “aún peor que esa pérdida fue la percepción del cliente. Nuestro objetivo, cuando asumimos en Aerolíneas, era mejorar la experiencia del cliente hasta un 45%.

Con todos los esfuerzos que fuimos realizando, estábamos llegando al 40%, ya muy cerca del objetivo, pero los paros y el quite de colaboración de estos días nos ha llevado a estar hoy en el 20%, por lo que retrocedimos a julio del 2015, que fue el momento más nefasto de la empresa por puntualidad”.

Remarcó que la situación actual con los gremios causa “un impacto muy negativo” en las operaciones de la compañía, razón por la cual se han debido cancelar servicios por la negativa de los pilotos a reprogramar vuelos”.

Aseveró que “veníamos trabajando muy bien para lograr reducir los subsidios del Estado a Aerolíneas. Tenemos previsto que para el año próximo el monto a requerir sea inferior a los u$s90 millones, pero lo que está sucediendo nos hace mucho daño y es necesario que los gremios entiendan hacia donde va la compañía, que no hay más plata del Estado para la empresa, que se acabó la época en que lo que hace falta para seguir operando el Estado lo ponía”.

Apuntó García que “estamos negociando con los cinco gremios y el miércoles tendremos una reunión en la que espero podamos avanzar en una solución”.

En otro orden el directivo sostuvo que “tenemos un plan” para enfrentar el desafío que significa el desembarco de aerolíneas de bajo costo en el país.

“Estamos preparados para competir. El mercado se va a duplicar y Aerolíneas eso no lo puede afrontar sola. Vamos a competir con una estrategia concreta y vamos a seguir creciendo, aún con nuevas compañías”, añadió García.

Destacó que “ Aerolíneas Argentinas es el motor del crecimiento en Argentina del sector aeronáutico y para el 2018 tenemos previsto consolidar todo lo que hemos implementado este año con un uso más eficiente de la flota, con la reafirmación de la conectividad en el interior, con la consolidación de las rutas internacionales. Estamos preparados para competir y no nos asusta la competencia”.

Adelantó también que “estamos incorporando nuevas aeronaves, la semana próxima seremos la primera aerolínea latinoamericana en operar el Boeing 737-800 Max y para el año venidero estaremos reforzando nuestra flota de largo alcance y reformulando la de cabotaje, para lo cual ya está decidido el reemplazo de los Embraer de 98 plazas por aviones de 170, con lo cual ampliaremos nuestra oferta de asientos”.

“Seguimos trabajando sobre la base de la sustentabilidad, el ahorro de costos, la eficiencia, la conectividad y la transparencia de la gestión. Esas son las bases de nuestra gestión y de nuestro crecimiento”, concluyó.