El drenaje de reservas internacionales alcanzó niveles extraordinarios durante lo que va del año: el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) reveló que cayeron a un ritmo de US$51.700 por minuto. La pérdida de dólares por parte de la economía en general, y de las arcas del BCRA en particular, son la principal explicación de la fuerte devaluación y del rebrote inflacionario, que llevará al IPC Nacional a batir el récord histórico desde la salida de la hiperinflación. Todos esos datos de la macro tienen fuerte influencia en la caída del salario real y el deterioro del empleo.

Jugando con los cálculos, el informe publicado por la Undav destacó que además las reservas cayeron US$0,86 millones por segundo; US$3,1 millones por hora; US$74,5 millones por día; y US$2.235 millones por mes.

"La transición de gobierno hasta el 10 de diciembre será compleja por la presión que habrá sobre la cantidad de dólares que quedarán en el BCRA para ser utilizados por la próxima administración", señaló el documento. Además, el informe elaborado por el equipo de economistas de Undav, advirtió que las reservas de libre disponibilidad se redujeron en un 47% desde comienzos del año y ahora quedan menos de US$9.000 millones para usar.

El informe subrayó que la reserva de libre disponibilidad en dólares con la que cuenta actualmente el país es de US$8.662 millones. "Desde el 11 de agosto se perdieron US$20.163 millones en reservas internacionales, lo que representa una merma del 30,4%", apuntó. Y afirmó: en menos de 4 años, la fuga corresponde al 140% del préstamo del FMI.

Resaltó que la fuga de capitales alcanzó los US$81.093 millones desde fines de 2015 hasta el presente. En cuanto a los cierres diarios del BCRA, el documento expuso que las reservas cayeron en 64 de los últimos 65 días y es la caída más prolongada de los últimos 15 años.