La cosecha récord y las buenas perspectivas para Brasil se convertirán en el motor de empuje de las exportaciones para los productos argentinos, que pegarían un salto de 12,5% interanual, que ayudarían a tener una balanza comercial en positivo de u$s7.400 millones, gracias además a la caída de las importaciones del 5,4%. Así lo certifica un informe de la Fundación Capital que dirige el expresidente del Banco Central Martín Redrado.

"En 2018, el déficit comercial se redujo drásticamente, alcanzando los u$s3.823 millones, desde el récord de u$s -8.308 millones del 2017. El principal factor explicativo fue la fuerte contracción de las importaciones desde el mes de septiembre. De hecho, las mismas cayeron un 23,8% i.a. entre septiembre y diciembre, cuando venían creciendo a un ritmo del 9,6% i.a. hasta agosto. De esta forma, cerraron el año con una ligera baja del 2,2% i.a.", sostuvo el informe.

Las estimaciones para el 2019 de la Fundación Capital señalan "compras desde el exterior continúen contrayéndose en la primera mitad del año", y "un tibio aumento desde el tercer trimestre, en línea con la actividad económica comenzando a mostrar algunos números positivos (+1,5% i.a. estimado para el IIIT-19)".

"Se espera que las exportaciones continúen exhibiendo buenos resultados sostenidas fundamentalmente en dos pilares: (i) las ventas de productos agrícolas, en línea con las perspectivas positivas para la cosecha y (ii) las buenas expectativas para Brasil, sobre lo que haremos foco en la sección siguiente", destacó el estudio.

El agro aportaría exportaciones en el orden de los u$s69.300 millones, un incremento del 12,5% interanual, la mayor suba en ocho años, aunque todavía lejos del récord de 2011 (-16%). "Por su parte, las importaciones alcanzarían los u$s61.885 millones, con una baja del 5,4% en el año, pero mejorando hacia el segundo semestre. Así, estimamos un superávit en torno a los u$s7.400 millones en 2019", enfatiza.

En cuanto al motor brasileño, se estima una expansión del 2,4% interanual. "Este crecimiento no está exento de desafíos", destaca el informe, que además prevé que "los envíos de MOI a Brasil se incrementen un 7,6% interanual en 2019, aunque todavía desde una baja base de comparación. De hecho, con dicho aumento, las mismas se ubicarían aún un 21% por debajo de los valores del 2014 y un 34% debajo del máximo registrado en 2013".