El Ministerio de Agroindustria espera la aprobación de sus pares de Justicia para que el productor pueda tomar un crédito a partir del ganado en pie, que será la garantía para acceder a la ayuda financiera. La opción, que también se utilizó en 1997 durante la gestión de Felipe Solá al frente de la Secretaria de Agricultura, busca darle una alternativa para mejorar el negocio de la ganadería. La diferencia se basa en que hace 20 años se tomaba a toda la caravana como sujeto de crédito. Hoy será “flotante”, es decir que el banco puede considerar sólo una parte de la tropa y no la totalidad de las cabezas que tiene el productor.

Esto hace que el resto de la hacienda pueda seguir su ciclo comercial que permita luego pagar parte del préstamo. Hoy hay algo más de 53 millones de cabezas factibles de poder acceder a la herramienta. Para eso la iniciativa paso a manos del Ministerio de Justicia que es donde se registran las prendas públicas. Una vez dado el visto bueno, la misma ingresa como garantía preferida dentro del Banco Central con lo cual ya podrá ser calificada por las entidades bancarias.

Al respecto, el secretario de Agricultura, Ricardo Negri resaltó “que la opción que estará disponible en los bancos, busca que todos los productores puedan acceder a un crédito que hoy no son sujetos para un préstamo ya sea que no tienen una hipoteca o que no pueden hipotecar el campo”.

El lunes durante la reunión que mantuvo el presidente Mauricio Macri con la Mesa de Ganados y Carnes, los funcionarios se comprometieron a que la opción pueda estar disponible a fin de año. La alternativa hace que el ganadero no ponga a consideración la hipoteca de su campo como en otras épocas.