Productores agrupados en la Confederaciones de Rurales Argentinas (CRA), denunció ante autoridades del Ministerio de Agroindustria, la llegada de cartas documento por parte de la multinacional Monsanto reclamando por el uso de la tecnología en la campaña 2016/2017.

"Se trata de productores que nunca compraron la Intacta y la verdad es que no sabemos de que forma le llego esa información a Monsanto cuando debería estar en manos del Instituto Nacional de Semillas (Inase)", afirmó el presidente de CRA, Dardo Chiesa.

La novedad fue confirmada por fuentes de la cartera agropecuaria desde donde manifestaron estar "llevando a cabo una investigación para ver como se filtro la información indebidamente".

Sin embargo el problema es mas de raíz. El productor que entrega su mercadería a la salida de campo, pierde todo conocimiento de lo que sucede luego con su soja.

Además operadores del sector señalaron que en la mayoría de los casos el que firma el contrato de entrega es un mandatario, el cual no le dice al productor sobre la presencia de la cláusula donde se debe someter al análisis.

Otro tema a discutir es que la opción de entrega era con o sin cláusula. Pero este último no se está respetando. Es decir que ningún exportador recibe el grano sin cláusula.

Hasta donde se entiende el convenio que el Inase cerró con la Bolsa de Cereales para gestionar y administrar el sistema de toma de muestras y testeo, permite a esta última darle los datos de los productores a Monsanto siempre y cuando lo haya manifestado con la firma a través de un contrato y lo mismo si lo hizo bajo el Bolsa Tech donde según el sistema hay alrededor de 20 productores, todos los demás aceptaron la licencia.

Hasta el año pasado el Inase brindó los datos de aquellos que incumplieron con la ley de semillas, pero eso no volvería a suceder.

En definitivamente las autoridades de Agroindustria deberán volver a remarcar que se respete la opción de aceptar la mercadería sin cláusula o por lo pronto que la misma deje de existir en los contratos.