La inflación fue del 1,6% en enero, impulsada por subas en alimentos y bebidas, según un estudio privado divulgado ayer. Además, el trabajo prevé un febrero con "más aumentos de precios por el ajuste en tarifas de servicios públicos".

Durante el primer mes del año, según el índice que elabora el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres, la inflación núcleo (que no toma en cuenta variaciones de bienes y servicios estacionales y regulados) fue también de 1,6%.

De acuerdo con esta medición, la inflación de los últimos doce meses se ubicó en el 23,8%.

La inflación evidenciada en enero estuvo protagonizada por el rubro de Alimentos y Bebidas que se incrementó en 1,61%, contribuyendo con 0,57 puntos porcentuales al índice.

La nueva ronda de aumentos de combustibles que tuvo lugar durante el mes pasado (en torno al 5%), sumado al alza superior al 10% en telefonía móvil, hizo que el rubro de Transporte y Comunicaciones registre una variación de 3,68% y agregue casi medio punto porcentual adicional al IPC.