Producto de la discrecionalidad con la que actuaron la mayoría de las automotrices, y un ausente control del Gobierno, el déficit comercial autopartista creció 23,7% en 2017 respecto de 2016, en el marco de los incumplimientos al acuerdo bilateral firmado en 2015.

De acuerdo con el informe de comercio exterior publicado por la cámara sectorial AFAC, el déficit bilateral de autopartes con Brasil fue de 1.667 millones de dólares en 2017, un 23,7% superior al déficit de 1.348 millones en 2016. El desequilibrio en autopartes con Brasil equivale en 2017 al 24,8% del déficit de autopartes global.

En total, el desequilibrio comercial de autopartes ascendió a 6.710 millones de dólares, creciendo un 15,4% con relación a 2016, lo que representa casi el 80% del déficit comercial de la Argentina, informó AFAC.

La balanza negativa con Brasil amenaza con extenderse este año, ya que no existe ningún cambio en la política del Gobierno respecto de las compras externas al mayor socio comercial. Mientras el Pacto Automotor Común (PAC), sellado en 2015, establecía un coeficiente exportaciones-importaciones de 1,5 dólares, gran parte de las terminales está importando por encima de los 2 dólares (es decir, por cada dólar exportado, importa el doble).

La única reacción del Ejecutivo fue obligar a la contratación de un seguro de caución para que recién en 2020, cuando caduque el acuerdo, las automotrices incumplidoras se hagan cargo económicamente de los desvíos del acuerdo.

El mayor déficit en comercio de autopartes fue con Brasil. Se exportó en 2017 a dicho país por 1.007 millones de dólares, con un incremento del 13,9% con relación al año anterior. A su vez, las importaciones de autopartes de Brasil ascendieron en 2017 a u$s2.674 millones, con un incremento del 19,8% con relación a 2016. Como el convenio da plazo hasta 2020 para equilibrar los desvíos en el Flex, el Gobierno no podrá avanzar con multas económicas hasta ese plazo.

La AFAC ya ha señalado en diversas oportunidades la fuerte asociación entre las importaciones de autopartes y la producción de vehículos, siendo un fenómeno de índole estructural que en los últimos años no mostró modificaciones.

Los principales rubros de exportación de autopartes, en general, fueron las transmisiones con 656,9 millones de dólares (una participación del 40% en las exportaciones de autopartes); componentes de motor con 204 millones de dólares; ruedas, neumáticos y cámaras con 196 millones de dólares; y motores con 182 millones de esa moneda (el 11,1% de los envíos al exterior de autopartes).

En tanto, los rubros más importantes en las importaciones de componentes fueron las transmisiones con 1.761,4 millones de dólares.