En un giro inesperado, el Gobierno y la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA) entraron en conflicto debido a la postura de la entidad de desconocer una resolución oficial, que fijó un análisis de riesgo y de capacidad económico- financiera del importador para efectuar compras externas, con el fin de controlar la posible competencia desleal, entre otros objetivos.

Hace unas semanas, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, y el secretario de Comercio, Miguel Braun, firmaron la resolución 4185-E, norma que refunda el "Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones" (SIMI). Allí, en el artículo 7, establece que "la Administración Federal de Ingresos Públicos realizará un análisis sistémico basado en niveles de riesgo y/o respecto de la capacidad económica financiera del importador para afrontar las operaciones que se pretendan cursar. Y en caso de resultar pertinente, le solicitará información a través de un requerimiento electrónico".

Frente a numerosos planteos de sus asociados, la CIRA emitió una circular en la que llamativamente señala que "recomienda a todos sus miembros continuar con sus operaciones de importación de la manera habitual, a pesar de lo indicado en la Resolución conjunta 4185-E", según informó ayer el portal Mundo Empresarial. BAE Negocios intentó conocer las razones de esta postura, pero no obtuvo respuesta de la CIRA, desde donde sí confirmaron el contenido de la carta de carácter interno.

Desde el Ejecutivo expresaron su preocupación por el texto que circula entre los importadores y llamaron a "que se cumpla con la resolución que busca nuevos mecanismos de control. Nos sorprende esa recomendación de la cámara a los asociados; veremos qué medidas se analizan".

Otro revelador fragmento de la comunicación interna de la CIRA, que no fue desmentido por las varias fuentes oficiales consultadas ayer, es que "en el transcurso de esta semana saldrá una disposición que postergará -por más de 30 días- la entrada en vigencia de la resolución en cuestión. Además, dejará sin efecto los artículos 5 y 9". Agrega que durante los 30 días mencionados, "se revisará el contenido del artículo 7, sobre el cual la CIRA ya se encuentra trabajando con el sector público, en función de todos los comentarios recibidos por ustedes (los asociados) en las últimas semanas".

El artículo 7 de la resolución 4185-E añade que si es necesaria la exigencia de mayor información de un importador, "en este supuesto todas las declaraciones SIMI pendientes de ese importador que no estén en estado de Salida pasarán a estado Observado. Si la respuesta del operador al requerimiento cursado es favorable, las declaraciones SIMI pasarán a estado de Salida.

En una de las áreas del Gobierno señalaron anoche que hoy podrían conocerse novedades en torno a este conflicto que encierra gran incertidumbre.