El presidente del Grupo IRSA, Eduardo Elsztain, destacó el acuerdo alcanzado con el FMI, al sostener que "afuera a la Argentina la ven mejor que desde adentro". "El acuerdo con el FMI es una buena noticia", sostuvo el empresario, también presidente de Cresud y accionista de Banco Hipotecario.

Dijo que el crédito Stand-By por 50.000 millones de dólares "equivalente a once veces la cuota de la Argentina, va a reducir la volatilidad, es muy valioso haber logrado un acuerdo de esta magnitud". Dijo que, ante las turbulencias, ve una "oportunidad, porque creo que nos ven mejor desde afuera que adentro". Sostuvo que una forma de aumentar la confianza será seguir tratando de bajar la inflación. Sobre la situación financiera de la Argentina, Elsztain dijo que el nivel de endeudamiento del país aún es bajo, equivalente al 36 por ciento del Producto Bruto, incluso menor al de muchas naciones desarrolladas. Consideró una "gran suerte tener un paquete de apoyo como el acordado con el FMI, aunque no tengamos que usarlo". "Es una señal de apoyo desde afuera clarísimo. Luego de haber caído en default durante tantos años, volvemos a tener la confianza del exterior", destacó.

En tanto que el presidente del grupo financiero estadounidense INTL FCStone, uno de los principales operadores en Wall Street, Sean O'Connor, afirmó que el acuerdo con el FMI "resultó más rápido de lo esperado", y evaluó que "eso es muy positivo para recuperar la confianza de los mercados" y advirtió que "los cambios serán duros, no serán populares, pero si no se hacen no podrá evitarse una crisis".

Por su parte, el ex secretario de Hacienda Manuel Solanet consideró que con el préstamo del organismo "ha dado un espacio de confianza" al Gobierno ya que "aseguró la financiación del déficit fiscal por un tiempo prolongado" y le dio tiempo para que "encare reformas que permitan equilibrar la macroeconomía".