Camino al recorte de $100 mil millones que tienen a cargo los gobernadores para ayudar a la reducción del déficit fiscal al 1,3%, el Poder Ejecutivo nacional y los ministros de Economía provinciales llegaron hoy a un principio de acuerdo sobre el 75% del ajuste previsto para el Presupuesto 2019. Sin embargo, aún persisten las rispideces por cómo se compensará a las provincias por lo que dejen de percibir en medio de un escenario de crisis económica y por dónde pasará el resto de la poda.

En un encuentro en la Casa de Salta que se realizó más temprano, los secretarios Rodrigo Pena, de Hacienda; y Alejandro Caldarelli, de Provincias y Municipios, y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, y los jefes de las carteras de Hacienda de los distritos gobernados por la oposición avanzaron para que la Nación transfiera a las provincias una parte de los subsidios al transporte de pasajeros, que equivaldría a $45 mil millones. Como parte del recorte también se contemplan los $26 mil millones que dejarán de recibir las jurisdicciones tras la eliminación del Fondo Federal Solidario (FOFESO). 

Lejos de tener el Presupuesto del año próximo cerrado, el debate continúa por lo que resta recortar. Mientras desde las provincias proponen aumentar los impuestos, desde el Ejecutivo nacional dan casi por descartada esa posibilidad. Ya les adelantaron a los ministros de Hacienda que no están dispuestos a eliminar el reparto de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), ni suspender la rebaja en Ingresos Brutos. Desde Balcarce 50 plantean que es necesario hacer ajustes en otras áreas para alcanzar los $100 mil millones, como en el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonadi), algo a lo que se resisten varios de los gobernadores. 

"Nosotros queremos discutir más cómo mejorar los ingresos, pero ellos están más con la idea de recortar gastos", señalo a Bae Negocios el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano.

Las negociaciones continuarán en los siguientes días. La Nación y las provincias volverán a reunirse la semana próxima. En el Ejecutivo nacional apuestan a llegar a un acuerdo final del Presupuesto antes del 15 de septiembre, que es la fecha límite para su presentación en el Congreso, como un modo de enviar una señal a los mercados.