La Argentina tiene uno de los peores sistemas jubilatorios del mundo, medido en su nivel de sostenibilidad y tomando en cuenta que el mayor envejecimiento poblacional no se acompañó con una mayor edad para acceder al beneficio de la pensión, según el índice mundial Melbourne Mercer 2019. El informe compara 37 sistemas de jubilación en todo el mundo y cubre casi dos tercios de la población mundial, y sugiere estirar la edad de jubilación ante la mayor expectativa de vida y estimular mayores tasas de ahorro.

La sostenibilidad sigue siendo una "debilidad para una población que está envejeciendo y para el futuro de las contribuciones definidas", según el reporte. Holanda tenía el valor más alto del índice (81) y se ha mantenido consistentemente en el primero o segundo puesto en 10 de los últimos 11 informes, mientras Tailandia tiene el valor más bajo (39,4) y la Argentina 39,5.

Para cada subíndice, los puntajes más altos fueron Irlanda para adecuación (81,5), Dinamarca para sostenibilidad (82) y Finlandia para integridad (92,3). Los más bajos fueron Tailandia para adecuación (35,8), Italia para sostenibilidad (19,0) y Filipinas para integridad (34,7).

Aunque Argentina se encuentre último entre los países relevados en Latinoamérica, en términos de sostenibilidad el subíndice es mejor que el de Brasil y en adecuación de los beneficios e integridad del sistema es mejor que México", señaló Clara Estevarena, Líder de Wealth de Mercer. Dijo que la Argentina "continúa con calificación D, como sistema que contiene características deseables, pero con mejoras que requieren abordarse".

Señaló que es preciso "trabajar en la promoción del ahorro familiar" y consideró que la "última reforma tributaria intentó, de forma inicial, introducir mejoras paulatinas, por lo que creamos el Club de Ahorro Asegurado para que las empresas puedan facilitar la deducibilidad impositiva a sus empleados".