La Argentina se ubicó en el primer lugar del ranking de vulnerabilidad de países emergentes que realiza Bloomberg a partir de datos del Banco Mundial y el FMI. Turquía, que hasta ahora encabezaba el podio, quedó relegado al segundo puesto, mientras que el tercer lugar quedó para Sudáfrica.

Los datos que según Bloomberg llevaron a nuestro país al tope de la lista son un ratio de deuda externa de corto plazo sobre el PBI de 40,5%, un déficit de cuenta corrientes del 2% del producto, una inflación 35,8 puntos porcentuales por encima de la meta que el BCRA abandonó en septiembre (10%), un bajo nivel de reservas internacionales en comparación con otros países y la poca efectividad del Gobierno.

Economistas locales afirman que los datos sobre cuenta corriente están desactualizados, ya que son de 2018, y cuestionaron el cálculo del ratio de deuda sobre PBI.