La Argentina sigue optimista y desde el Gobierno aseguran que el acuerdo entre el Mercosur y la UE podría firmarse después del segundo semestre, a pesar de las negativas de Francia, que se muestra mas duro en dejar entrar productos agrícolas a la Unión Europea. Los ministros del G20 reafirmaron su compromiso con el multilateralismo y contra el proteccionismo durante la conferencia de cierre del primer encuentro de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales que concluyó ayer en la ciudad de Buenos Aires con la participación del presidente Maurico Macri.

En el Gobierno creen que puede haber un acuerdo con el Mercosur y la UE después de julio

En tano, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne se reunió con su par francés, Bruno Le Maire en el marco de la cumbre del G20, y se acercaron mas las partes. Desde el oficialismo afirman que los dos países se volverán a reunir en abril y que las diferencias con París son cada vez menores.

Lo cierto es que uno de los impulsores mas fuertes para acortar las distancias en el G20 fue el ministro de Economía español, Román Escolano, quien dijo ayer a la prensa que en poco tiempo se alcanzará un acuerdo en las tratativas que llevan adelante el Mercosur y la Unión Europea en torno de la firma de un acuerdo de asociación que incluye el libre comercio.

"Existe un consenso creciente en que las últimas dificultades pueden ser limadas y que podamos tener un acuerdo", afirmó Escolano ayer al mediodía en una conferencia de prensa celebrada en el marco de la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20, que concluyó ayer en la ciudad de Buenos Aires.

Los negociadores de ambas partes creen que "se podrán solucionar los obstáculos finales", dijo el funcionario español, que se diferenció así de la postura manifestada ayer por su par francés, Bruno Le Maire.

El funcionario galo afirmó que las negociaciones entre ambos bloques comerciales estaban "de momento, bloqueadas".

Sin embargo, el mismo presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó también en la víspera que el acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur "sería bueno para la economía" de su país, aunque reiteró sus reparos en la negociación sobre el capítulo del agro.

"Francia no se opone al acuerdo, que sería bueno para numerosos sectores agrícolas y para la economía del país, y sus condiciones no se han movido y se han respetado", aseguró Macron ante cientos de agricultores en el Palacio del Elíseo.

Escolano manifestó además su "satisfacción" por las "políticas sensatas" que está aplicando el Gobierno argentino, en medio de una pausa de la reunión de ministros.

El ministro español aseguró que esas políticas "ya están dando sus frutos" y valoró el papel que la Argentina está desempeñando como presidente del Grupo de los 20 durante este año.

Escolano, que asumió el cargo el pasado 8 de marzo, asiste a la reunión del G20 en carácter de invitado permanente, y mantuvo ayer un encuentro con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Lo cierto es que para el Mercosur es clave cerrar un acuerdo con Europa luego del creciente proteccionismo de los Estados Unidos. El lunes, Dujovne dijo junto al titular de la OCDE, Ángel Guerría: "Estamos dando grandes avances en el acuerdo Mercosur-Unión Europea".

El ministro respaldó así los dichos del presidente brasileño Michel Temer, quien el martes pasado aseguró que "en un brevísimo tiempo vamos a cerrar el acuerdo".