Con el objetivo de financiar los planes de pago en cuotas en todas sus versiones en el 2018, cuatro automotrices colocarán en el corto y mediano plazo Obligaciones Negociables (ON) por nada menos que 3.000 millones de pesos.

Fuentes de las terminales informaron ayer a BAE Negocios que son cuatro las empresas que decidieron esta política de financiamiento, tanto en el mercado de capitales local como en el exterior. El plan empresario es seguir motorizando los préstamos, los exitosos planes de ahorro y el mecanismo muy utilizado del leasing. Para dar cuenta de la importancia, la venta en cuotas representa la mitad de las operaciones que se concretan en la Argentina.

Desde las concesionarias admiten que si no fuera por los planes cuotificados, los patentamientos serían mucho menores y no habrían llegado ni de cerca a los 900.000. "Las promociones, descuentos y en especial, la financiación, tanto para la compra de un modelo recién salido de fábrica como para los usados, es clave en este momento del mercado", dicen desde los salones de venta.

Los 3.000 millones de pesos que se obtendrán en los próximos meses fondearán los planes de bancos, las líneas de ahorro de las concesionarias y también de las propias automotrices.

Multas por $4,6 millones

Tal vez el único dato negativo para estos sistemas de ventas, fueron las sanciones que les aplicó el Gobierno el año pasado debido a la cantidad de reclamos por parte de los consumidores.

Las multas rondaron los $4,6 millones para las empresas comercializadoras de planes de ahorro, por incumplimientos a la ley de Lealtad Comercial y de Defensa del Consumidor.