Con el objetivo de evitar una crisis importante en la producción y las ventas, todas las automotrices se reunirán hoy con el ministro de Producción, Dante Sica, para solicitar la puesta en marcha de diversas líneas de financiamiento a tasas blandas.

Según fuentes sectoriales, el encuentro será protocolar pero contendrá varios ejes de análisis. El reclamo de nuevas fuentes de financiación tiene relación estricta con la caída observada en las ventas de vehículos en el mes de junio, que se notará nuevamente en este mes, y la necesidad de recuperar la capacidad compradora. Asimismo, las terminales también pretenden nuevos mecanismos de fondeo para la adquisición de piezas y componentes.

En el cónclave con el titular de Producción, habrá lugar para el estudio de las relaciones comerciales bilaterales con Brasil y México, en el primer caso por la renovación del Pacto Automotor Común en 2020, y en el segundo, por el vencimiento del acuerdo en marzo de 2019. Además, se repasarán las discusiones actuales entre el Mercosur y la UE, que por el momento están complicadas de resolver.

Aunque la cámara Adefa no lo planteará orgánicamente, algunas automotrices manifestarán su deseo de que el impuesto interno eleve su piso para que algunos modelos de vehículos dejen de tributarlo. Tras la reforma tributaria de fines del año pasado, el gravamen debe ser actualizado recién en febrero próximo. "Ya se devaluó un 50%. Quedaron gravados los autos de producción local", indicaron en la industria.