Después de otro año con cifras muy negativas, la industria autopartista se reencontrará mañana con el ministro de Producción, Dante Sica, a quien le pedirán que el Gobierno formule políticas para reactivar el sector, donde se perdieron 2.500 empleos en 2018 (un 5% de la dotación general).

Fuentes de la cámara AFAC reclamarán a Sica que se revisen las retenciones a las exportaciones, ya que junto a la baja de los reintegros, hizo reducir un 12,5% la competitividad del sector en los últimos tres meses. Un punto conflictivo que el ministro defendió en estos meses es que las partes importadas no son consideradas para el pago de retenciones, con lo cual a los empresarios les allanan el camino para dejar de producir y dedicarse a importar.

De acuerdo con un reciente comunicado de AFAC, la producción de vehículos seguirá estancada en el orden de las 490.000 unidades en 2019. "De una situación donde se recibía una devolución parcial de impuestos del 6,5%, las autopartes locales pasan a una penalidad del 6% frente a las importadas", se quejan en AFAC.