La Comisión Nacional de Valores (CNV) avanzó en la reglamentación para que puedan crearse fideicomisos financieros y fondos comunes de inversión nominados en UVA, el índice creado por el Banco Central que se actualiza de acuerdo a la inflación. Asimismo, la entidad conducida por Marcos Ayerra dio otro paso para volver a habilitar las ventas en corto.

Mediante dos resoluciones publicadas ayer en el Boletín Oficial, la CNV sometió a consulta pública estas dos iniciativas, antes de aprobarla definitivamente dentro de quince días.

Por otro lado, el organismo recibirá opiniones respecto al cambio en el concepto de director independiente, “en sincronía con los criterios internacionalmente utilizados, con el fin de contribuir al fortalecimiento de los estándares de Gobierno Corporativo”, según explicó en un comunicado. Esta última resolución saldrá publicada hoy.

La idea de la CNV es que la ciudadanía pueda hacer comentarios en la web de la entidad mediante el procedimiento de “Elaboración Participativa de Normas”. Las resoluciones del organismo se dieron a conocer un día antes de que la cámara de diputados trate la reforma de la ley de mercado de capitales que la semana pasada obtuvo dictamen de comisión.

Con esa norma, el Gobierno apuesta a diversificar los instrumentos financieros mediante la securitización de hipotecas y la conformación de derivados que sigan índices financieros, entre otras herramientas nuevas. En ese marco, el Ejecutivo obligó a las aseguradoras a dejar de invertir en Lebac para pasarse a fondos abiertos y cerrados, títulos públicos y las diferentes opciones que figuran en el proyecto de ley.

La posibilidad de crear fondos de inversión y fideicomisos financieros en UVA va en la misma línea, ante el boom que están teniendo los créditos hipotecarios ajustados por inflación. “Los bancos van a tener que descargarlos en el mercado para seguir ampliando su capacidad prestable”, evaluaba una fuente del sector.

En cuanto a las ventas en corto, se trata de una operatoria que había sido bloqueada en el 2012, cuando el kirchnerismo impulsó la ley de mercado de capitales -que es la que está vigente actualmente-, y ahora se está volviendo a reglamentar.

Las ventas en corto permiten a un inversor que crea que el valor de un activo va a bajar, “alquilar” por ejemplo, las acciones a otro operador, venderlas y luego recomprarlas a un precio más bajo, obteniendo una ganancia luego de devolvérselas al dueño original.

La CNV estableció que el precio de la operación deberá ser “igual o superior al precio de la última operación concertada en el mercado, pudiendo los mercados establecer las condiciones bajo las cuales dicha regla no aplica”.

La misma se utilizará “para cubrir faltantes transitorios de especies a entregar por el cliente en la fecha de liquidación” y permitirá, según la CNV, incrementar la liquidez en el mercado de capitales.

  • Comenzaron a operar futuros del Banco Galicia

La acción del Grupo Financiero Galicia comenzó a operar ayer en el mercado de futuros, en una operatoria inédita para el mercado bursátil local, que derivó en contratos por un monto aproximado de 120.000 pesos.

En la primera vez en la historia del mercado bursátil local que se lanza el contrato de futuros de una acción, el Galicia obtuvo doce contratos de 100 acciones, por lo que se operaron 1.200 acciones por alrededor de 120.000 pesos, dado que el papel del banco cerró en 99,95 pesos.

En ese sentido, fue la acción del panel líder que más subió durante la jornada con un 4,8% y la segunda más operada, en una rueda en la que el Merval se despidió con una mejora de sólo 0,5% con un volumen de $600 millones.

Por el contrario, la acción del Macro se vio otra vez golpeada tras el llamado a indagatoria de su presidente, Jorge Brito. El papel descendió 4,5% y volvió a ocupar el primer lugar en volumen.