El director general de la OMC, Roberto Azevedo, advirtió ayer sobre el riesgo de una parálisis del organismo si los Estados Unidos siguen bloqueando la renovación de los jueces que dirimen los diferendos, en un contexto de fricciones comerciales entre Washington y Pekín.

"El riesgo de guerra comercial sigue estando presente", dijo el máximo responsable de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en una entrevista a la AFP esta semana en Ginebra. Aunque tras la crisis financiera de 2007 había un riego "muy elevado" de que muchos países tomarán medidas proteccionistas, al final no ocurrió. "Pero hay que seguir atentos (...) porque sigue existiendo riesgo de que se tomen medidas unilaterales", dijo el brasileño.

Las advertencias de la OMC llegan en un contexto de tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Desde su llegada al poder, el presidente Donald Trump ha multiplicado las sanciones comerciales contra productos extranjeros, en particular chinos.

En enero, Washington impuso sanciones aduaneras a los paneles solares y chinos y a las lavadoras surcoreanas. El presidente Trump tampoco descarta imponer aranceles o incluso cuotas de importación al acero y al aluminio chinos.

Frente a estas medidas, China amenaza con recurrir al Organo de Solución de Diferencias (OSD) de la OMC, amenazado a su vez por Estados Unidos, que bloquea desde hace meses el nombramiento de sus jueces.

"Les hemos hablado del bloqueo del nombramiento de los miembros del órgano de apelación [del OSD]. Les hablo constantemente del tema (...) Pero hasta ahora no estamos más cerca de una solución que antes", explica Azevedo.