El Gobierno buscará este año bajar un punto porcentual del PBI el déficit primario. La baja no será fácil: para el director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (iaraf), el economista Nadin Argañaraz, "en 2018 la baja de subsidios volverá a ser la que aporte lo necesario para bajar el déficit primario. La relajación de la meta de inflación va más en línea con la inflación esperada, que volverá a sentir estos ajustes de precios relativos".

La lentitud en la baja del gasto (que fue ayer reconocido por el presidente Macri) y la emisión de deuda pública para financiar los rojos fiscales es lo que, de acuerdo a informes privados, ha llevado en diciembre a que el ratio deuda/PBI se acerque al 60%. Pero la meta de bajar 1 pp del PBI el déficit primario no estaría tan lejos. De acuerdo a Argañaraz "lo más probable que sean 0,8pp del PIB, dado el sobrecumplimiento de 2017. La recaudación de diciembre dará una pauta".