Con relación a América Latina y el Caribe, los técnicos del Banco Mundial proyectaron para 2018 un crecimiento de 2%, que en el año próximo podría llegar a 2,6%. De acuerdo con el organismo, esa previsión optimista se apoya en un fortalecimiento del consumo privado y las inversiones, especialmente en los países de la región que son exportadores de materias primas. Argentina debería crecer hasta 3% este año, Colombia un 2,9% y Chile un 2,4%, al tiempo que México deberá experimentar un crecimiento de 2,1% en 2018.

El producto bruto interno (PBI) mundial crecerá 3,1% este año, después de un 3% en 2017, estimó el reporte.