Los empleados del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) realizan hoy un paro en la totalidad de las sucursales, en rechazo a la posibilidad de que el gobierno de María Eugenia Vidal avance con cambios en la caja de jubilaciones de esa entidad crediticia.

La medida, que se cumple sin concurrencia a los lugares de trabajo, fue convocada por la Asociación Bancaria (AB), que lidera Sergio Palazzo, e implica además que no fueran cargados los cajeros automáticos, por lo que no se puede retirar efectivo de los mismos.

La medida de fuerza responde a que el oficialismo busca tratar hoy en la Legislatura bonaerense un paquete de leyes del Poder Ejecutivo, entre las que se encuentra la reforma de la Caja del Bapro, que eleva la edad jubilatoria a 65 años y cambia la forma de calcular el haber.

"En línea con las decisiones del presidente Mauricio Macri, la gobernadora Vidal decidió liquidar los derechos jubilatorios de los bancarios del Bapro, una conquista histórica que los trabajadores construyeron con aportes superiores a los actualmente vigentes en el ámbito nacional y con participación en la administración de su caja”, señaló La Bancaria en un comunicado de prensa.

Para el gremio, el proyecto que envió a la Legislatura “significa la elevación de la edad jubilatoria de 60 a 65 años, una brutal rebaja del haber y las pensiones, y una reducción del directorio a tres miembros para asegurar su control en manos de dos representantes del gobierno”.