El dato de inflación oficial es más alto del que teníamos nosotros y otros colegas, que estaba más cerca del 1,5%. Me sorprendió por lo alto la suba en el rubro Educación por los aumentos en los colegios, como así también el de la ropa, turismo y alojamiento. En todos estos casos nos dio por arriba de lo que habíamos medido, no tanto en Alimentos y Bebidas.

Pero lo más preocupante de todo es la inflación núcleo, porque se sabía que iban aumentar los regulados como las prepagas o los colegios. Esto nos muestra que hay mucha expansión monetaria para el nivel de inflación que quiere el Banco Central. No alcanza con la tasa de interés, que tal vez debería ser más alta, aunque es cierto que eso complica la actividad económica y genera ingreso de capitales que hacen caer la cotización del dólar, complicando la competitividad.

Igual es cierto que aún con este nivel de tasas en términos reales los datos de actividad económica son cada vez mejores.

Tampoco veo que este dato esté influido por la devaluación, salvo algún impacto acotado en turismo, porque los mayores aumentos son en Educación, que no tiene nada que ver, y en Indumentaria, que tiene un fuerte componente estacional.

En ese sentido, se tendría que haber observado un incremento mayor en Alimentos y Bebidas, que, por el contrario, mantuvo el ritmo de los últimos meses.

En definitiva lo que puede estar detrás de este dato es el hecho de que el Banco Central emite para financiar al Tesoro de manera directa y para comprarle los dólares de deuda. También es cierto que el aumento del crédito es muy fuerte, los bancos están creando mucho dinero por esa vía.