A partir de la publicación en el Boletín Oficial del decreto 27 sobre la desburocratización del Estado, el Ministerio de Medio Ambiente será ahora el responsable de autorizar la licencia de configuración ambiental (LCA) para los nuevos modelos vehiculares que lleguen a la Argentina.

Hasta hace poco la licencia de configuración de modelo (LCM) que estaba en poder del Ministerio de la Producción, tenía una parte relacionada con la seguridad y otra ambiental. Pero ahora con la nueva norma, éste último pasa a la órbita del ministro Sergio Bergman.

De este modo, la industria automotriz y los importadores de vehículos deberán certificar ante la cartera de Medio Ambiente los aspectos ambientales, en particular las emisiones contaminantes, los ruidos y las radiaciones parásitas, de los nuevos modelos de automotores. La obtención de esta nueva licencia, junto con la de LCM tramitada en Producción para certificar los aspectos de seguridad, habilitarán la comercialización de nuevos modelos dentro del territorio nacional.

Para su aprobación será necesario la presentación de un certificado nacional o internacional que avale la seguridad ambiental en la Argentina.