El autoproclamado nuevo gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia amenazó ayer con revisar y renegociar todos los contratos de exportación de gas natural que unen al país del altiplano con Argentina. De esta forma, comenzó a avanzar en potenciales medidas de fondo relativas a lo económico y lo estratégico. El anuncio alimentó las especulaciones locales acerca de una merma en la provisión de gas por parte del país vecino.

De esta forma, el actual presidente de la estatal YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos), José Luis Rivero, designado por el gobierno de facto, anticipó ayer que sus principales desafíos inmediatos consisten en garantizar el abastecimiento interno de combustibles, pero sobre todo renegociar los contratos de exportación de gas natural con la Argentina y Brasil.

Además, la prensa boliviana consignó ayer que el ministro de Hidrocarburos del autoproclamado Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, Víctor Hugo Zamora, le pidió a Rivero realizar un diagnóstico total de la principal empresa pública, YPFB.

"El primer mensaje y mandato que le damos a nuestro ejecutivo de YPFB es que comience a recuperar reservas, no es muy promisorio el futuro que nos espera si no continuamos con esa recuperación de las reservas de gas", remarcó el ministro Zamora, al instalar a Rivero en el cargo. Zamora además ponderó las capacidades técnicas de Rivero para llevar adelante la gestión de la empresa petrolera.

En ese contexto fue que el titular de YPFB sostuvo que su principal tarea será en adelante auditar los contratos de exportación que tiene el Estado Plurinacional con Argentina y Brasil y anunció además un estudio técnico sobre las reservas de gas natural.

"Hay que analizar los contratos y queremos transparentar las reservas, para después negociar con los mercados", sostuvo Rivero.

En 2018 la anterior administración certificó unas reservas de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF), pero la cifra fue observada por expertos del sector, que durante toda la gestión cuestionaron la falta de inversión en exploración.

En febrero pasado Bolivia y la Argentina firmaron la cuarta adenda al acuerdo de compra de gas que se inició en 2006 y tiene vigencia hasta 2026.

La última negociación contempla el envío de al menos 16 millones de metros cúbicos de gas diarios en mayo y septiembre y de 18 millones en junio y agosto, los meses de más demanda, y en el resto, 11 millones de m3 mensuales.

Si la Argentina supera en 45 millones de m3 la demanda de los cinco meses más fríos del año, el país le entregaría en compensación a Bolivia un avión Pampa III.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos