El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, llegará este jueves por primera vez la Argentina, en una visita de menos de 24 horas, durante la cual conversará sobre asuntos bilaterales y regionales con el presidente Mauricio Macri. Una propuesta para liberar el intercambio automotriz, que preocupa a los industriales argentinos, y el avance de las negociaciones  Mercosur- Unión Europea (UE), dos de sus prioridades.

Una fuente del gobierno brasileño reveló a la agencia estatal de noticias Télam que en casi dos horas de reunión prevista entre los gabinetes de ambos gobiernos, en la Casa Rosada, se tratarán temas de seguridad fronteriza, comercio, energía y defensa.

Uno de los puntos clave será la "intención de modernizar el Mercosur" y la marcha de las deliberaciones para un acuerdo del bloque -del que también forman parte Uruguay y Paraguay- para avanzar en las negociaciones con la Unión Europea (UE), y alcanzar su firma en el corto plazo. Sólo resta, dicen las fuentes consultadas por este diario, una decisión política de alto nivel.

En la visita que Macri le hizo en enero, ambos mandatarios firmaron una intención de flexibilizar el Mercosur ante la posible revisión del Arancel Externo Común (AEC) y ganar otros mercados.

Tal como adelantó BAE Negocios en su edición impresa de hoy, el presidente de Brasil insistirá en llegar a un acuerdo sobre la reducción del AEC para llevar a la Cumbre de  Mercosur en Santa Fe, que se realizará del 14 al 17 de julio. El mayor socio comercial está exigiendo, además, libre intercambio automotriz desde junio de 2020. La idea de Brasil es bajar el arancel externo para autos y partes (hoy es del 35%) nada menos que un 10% en un plazo de 4 años, lo que significa una amenaza para la castigada industria automotriz y otros segmentos manufactureros.

La seguridad fronteriza es otro de los temas que estarán en la mesa de la reunión en la Casa Rosada.

Sobre las protestas contra la visita de Bolsonaro, anunciadas por movimientos sociales y sindicales, una fuente del gobierno de Brasil expresó que el Palacio del Planalto considera como "parte de la democracia" las protestas que puedan ocurrir en Buenos Aires.

En las últimas semanas, en una reunión que tuvo lugar en Texas con el ex presidente estadounidense George W. Bush, Bolsonaro advirtió en discursos oficiales sobre "el riesgo del posible retorno" de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La situación electoral, política y económica argentina es un tema de primer nivel para la gestión de Brasil, ya que la industria brasileña, sobre todo la del estado de San Pablo, tiene al Mercosur como principal comprador de manufacturas.

El primer trimestre de de 2019 y de Bolsonaro en el gobierno decepcionó con una caída de 0,2 de la economía y el fantasma de una nueva recesión, mientras apuesta las fichas de la confianza inversora del mercado a la aprobación de la reforma previsional en el Congreso.

Según el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña, Bolsonaro y Macri repasarán la situación en Venezuela y la situación comercial bilateral, una diálogo que incluye planes de inversiones conjuntas en defensa y energía.

La agenda de Bolsonaro

Bolsonaro fue el primer presidente electo de Brasil de la historia moderna que no incluyó a la Argentina en sus primeros viajes al exterior: fue a Estados Unidos, Israel y Chile.

La visita de este jueves es una retribución a la realizada el 14 de enero a Brasilia por el presidente Macri, dos semanas después de la asunción de Bolsonaro.

Brasil es el principal socio de la Argentina, mientras que la Argentina es el tercer socio brasileño, después de China y Estados Unidos. 

Este jueves, antes del mediodía, presidentes y ministros tendrán una reunión de trabajo sobre temas de comercio, reforma del Mercosur, desarrollo de defensa y seguridad fronteriza y asuntos de generación de energía.

Los presidentes ofrecerán una declaración a la prensa y luego almorzarán en el Museo del Bicentenario.

Bolsonaro se alojará en el hotel Alvear Palace, en el barrio de Recoleta, y a las 16.25, según el cronograma, inaugurará el seminario de Industria de Defensa en la embajada de Brasil.

Luego retornará al hotel para reunirse con empresarios y desde allí realizará su programa de video por Facebook. 

Bolsonaro dormirá en Buenos Aires y partirá a las 6.40 del viernes hacia Río de Janeiro, donde tiene su residencia particular.

La comitiva brasileña la integran el canciller Ernesto Araújo, y los ministros de de Defensa, Fernando Azevedo e Silva; de Economía, Paulo Guedes, de Agricultura, Tereza Cristina Correa; de Minas y Energía, Bento Albuquerque; de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, y el del Gabinete de Seguridad Institucional, general retirado Augusto Heleno.

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente y titular de la comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja, también viajará en la comitiva, además del gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos