La Comisión de Valores Mobiliarios (CVM), que regula el mercado de capitales brasileño, decidió prohibir la compra directa de monedas virtuales, como el bitcoin, por parte de los fondos de inversión regulados y registrados en Brasil.

En un documento enviado a los responsables de la administración y gestión de fondos de inversión, la CVM consideró que las criptomonedas "no pueden ser calificadas como activos financieros" y que por esa razón "no es permitida la adquisición directa de esas monedas virtuales".