La economía brasileña crecerá 2,6% en 2018 tras la leve expansión del 1% prevista para este año, con la que pondrá fin a una de las más profundas recesiones en su historia, de acuerdo con las nuevas proyecciones difundidas ayer por el Banco Central.

La autoridad monetaria mejoró sus previsiones para el crecimiento económico en 2017 y 2018, ya que hasta hace tres meses sólo esperaba un incremento del 0,7% este año y del 2,2% en 2018, indicó la agencia de noticia EFE.