El Gobierno de Brasil se comprometió con la Argentina a mantener los aranceles al trigo importado desde países extra Mercosur, ya que estaba previsto el ingreso de unas 750 mil toneladas sin el pago de tributos. 

La noticia tiene relevancia para los productores nacionales ya que la Argentina participa en un 82,2 por ciento de las importaciones brasileñas de trigo.

En los nueve primeros meses de 2017, Brasil importó de Argentina 3.869.360 toneladas de trigo, un volumen similar al registrado en todo el 2016.

Además, importó desde Paraguay, 382.217 toneladas; Estados Unidos, 303.748 toneladas; Canadá, 117.811 toneladas y Uruguay, 28.000 toneladas.

La secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher, junto al embajador argentino en Brasil, Carlos Magariños y el consejero Agroindustrial, Javier Dufourquet, mantuvieron reuniones con autoridades del gobierno brasileño para tratar cuestiones comerciales relacionadas con productos agroindustriales argentinos en el mercado brasileño.

En una intensa agenda de dos días, la delegación argentina se reunió con el ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil (MAPA) Blairo Maggi, el secretario de Relaciones Institucionales del Presidente brasileño, Alfred Arrud y el ministro de Industria y Comercio Exterior y Servicios, Marcos Pereira.

Como resultado de las conversaciones mantenidas, Brasil se comprometió a no incluir en la lista de excepciones al arancel externo común del Mercosur un contingente arancelario para trigo de 750.000 toneladas con arancel 0%, según había sido anunciado en el congreso anual del sector, Abitrigo, en octubre pasado.

De esta manera, se dio respuesta a la demanda del gobierno argentino y de toda la cadena productiva del trigo argentina que veía con preocupación la adopción de esta medida.

Bircher manifestó que “el trigo es un producto emblemático del comercio bilateral y uno de los pilares de la integración regional, por lo tanto debemos evitar la adopción de medidas unilaterales que beneficien el ingreso de este producto desde terceros mercados, especialmente cuando los socios del Mercosur están en condiciones de abastecer a Brasil con los volúmenes y calidades requeridos y a precios competitivos”.

En este sentido, agregó que “venimos incrementando nuestras exportaciones a Brasil con trigo de muy buena calidad y fortaleciendo así, la relación comercial entre nuestros exportadores y los molinos brasileños”.