Las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y La Rioja reiteraron ayer sus respectivos reclamos por considerarse perjudicadas en la distribución de recursos fiscales, en un contexto en el que el Gobierno nacional asegura que presentará un proyecto de reforma impositiva para después de las elecciones.

El Fondo del Conurbano, en el centro del debate por la coparticipación de impuestos

En ese sentido se expresaron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien insistió en su reclamo por el Fondo del Conurbano, y el Gobierno de Santa Fe, que presentó un nuevo reclamo ante la Corte Suprema para que la Nación pague la deuda por fondos de coparticipación, en cumplimiento del fallo del alto tribunal de noviembre de 2015.

También se manifestó el senador rionegrino Miguel Pichetto, al ratificar su respaldo al reclamo de La Rioja por fondos compensatorios.

En referencia al Fondo del Conurbano, por el cual Buenos Aires es la que menos recursos recibe, Vidal advirtió que la provincia “no la puede seguir poniendo (a la plata), porque hace más de 10 años que la pone” para el resto de las jurisdicciones del país.

Por su parte, el gobierno de Santa Fe presentó un nuevo reclamo ante la Corte Suprema de Justicia para que la Nación pague la deuda histórica que tiene con la Provincia, por unos 51 mil millones de pesos de fondos de coparticipación, en cumplimiento del fallo del alto tribunal emitido en noviembre de 2015.

La Provincia espera que, antes de expedirse sobre la nueva presentación, la Corte dé traslado del reclamo para que se incluya el monto actualizado al 30 de setiembre último en las partidas del Presupuesto 2018.

Se trata de fondos coparticipables retenidos a Santa Fe en forma indebida entre 2006 y 2015, informó la Secretaría de Comunicación provincial.

El monto actualizado de la deuda asciende a 51.250 millones de pesos, según la Provincia.

En el caso de La Rioja, Pichetto sostuvo que su compromiso “no son meras palabras, sino acciones concretas, que es consignar el fondo compensatorio en el Presupuesto”, en tanto recordó que “el año pasado se lograron llevar esos fondos de 1.850 a 2.500 millones de pesos, acompañando la inquietud del gobierno riojano”.

Al respecto, apuntó que el bloque del PJ tiene “clara la suma aproximada que se relaciona al punto de coparticipación” que reclama el gobernador riojano, Sergio Casas, por lo que esa administración, apuntó, “necesita recursos por 5.600 millones de pesos”.