La firma del Consenso Fiscal le permitirá a la provincia de Buenos Aires recuperar peso en el reparto de la coparticipación federal. Hasta este año la administración bonaerense recibió poco más del 18% de los fondos que se distribuyeron automáticamente entre todas las gobernaciones, pero los 40.000 millones extra que ingresarán el año próximo hará que esa cifra supere el 23%, según las primeras estimaciones oficiales. De los nuevos fondos girados a La Plata serán coparticipables a los intendentes 3.200 millones, ya que una parte de la compensación está eximida de ser derramada en los municipios.

Según afirmó ayer el subsecretario de Finanzas bonaerense Sebastián Katz en un evento organizado por Latin Finance, la provincia de Buenos Aires pasará el año próximo de recibir unos 18 puntos de la torta general que se reparte entre provincias a 23,3%, mientras el aporte bonaerense a la recaudación nacional es de 37%. Desde la provincia afimaron, de todas formas, que se trata de un cálculo "estimado" que no es definitivo. En los últimos quince años la porción de fondos girados a Buenos Aires fue menguando casi todos los años. En 2002 el porcentaje que recibían las arcas bonaerenses era superior al 24%. En la década del 50 la provincia fue acreedora del 31% de los fondos repartidos a provincias, su porcentaje más alto de los últimos 80 años, de acuerdo a estimaciones privadas. Más cerca en el tiempo, el pico de participación bonaerense en la torta general fue 1983, cuando la cifra alcanzaba el 26,3%.

La provincia que gobierna María Eugenia Vidal recibirá el año que viene 41.000 millones de pesos por la firma del Consenso Fiscal entre el Gobierno nacional y los gobernadores hace dos semanas. Esos fondos provienen de dos vías: 20.000 millones a partir de la eliminación del Fondo del Conurbano con la derogación del artículo 104 de Ganancias y 21.000 millones como compensación especial.

De ese total, sólo la primera parte es coparticipable con los intendentes: los 135 municipios bonaerenses recibirán el 16,14% de los 20.000 millones, lo que representará un giro de 3.200 millones. La compensación especial, por su parte, está expresamente eximida de la obligación de derrame hacia los gobiernos locales, ya que está "exceptuada de lo establecido en el inciso g del artículo 9 de la ley de coparticipación federal vigente", reza el pacto fiscal. Ese inciso prevé el reparto entre jefes comunales de los ingresos de coparticipación.

Se trata Presupuesto porteño

El proyecto de Presupuesto porteño 2018, con un cálculo de gastos y recursos de 222.383 millones de pesos, será debatido hoy por los diputados porteños en una sesión ordinaria convocada para las 12. La iniciativa contempla, además, una reducción del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para las industrias y una suba promedio del 20 por ciento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL). El paquete de leyes económicas, que incluye el Presupuesto, el Programa Tarifario y el Fiscal, será debatido en el recinto de sesiones, luego de recibir un dictamen de comisión la semana pasada, tras la ronda de visita de funcionarios a la Legislatura para informar el detalle de gastos de cada dependencia.