La incertidumbre que cubría las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea se despejó ayer. En Bruselas, donde se desarrolla la última cumbre del año entre los bloques, funcionarios y empresarios del Mercosur dejaron en claro que el plan es firmar un "acuerdo político" en una semana, durante la Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires.

Tal como viene publicando este medio desde el mes de agosto, el escenario que observan en ambos bloques es la firma de un documento de carácter político, y con el detalle de algunos consensos en el área comercial. Funcionarios del Mercosur al tanto de las negociaciones señalaron ayer que "aún subsisten diferencias en las negociaciones intraMercosur, sobre todo entre la Argentina y Brasil. La voluntad es firmar un acuerdo político global la semana que viene, en Buenos Aires, durante la cumbre de la OMC".

Parte de esta información se dio a conocer ayer en la capital de Bélgica, durante un encuentro en la Embajada de la Argentina ante la Unión Europea del cual participaron funcionarios, empresarios y directivos de diversas cámaras sectoriales de la industria, según reprodujeron varias fuentes consultadas. La reunión comenzó a las 18.30 hora belga (14.30 hora argentina), y duró poco más de una hora. "Muchísimas cuestiones técnicas van a quedar por resolver como mínimo en los próximos seis meses", coincidieron categóricamente cuatro fuentes privadas.

Las fuentes del bloque sudamericano reiteraron que "lo que se busca es firmar un acuerdo que no será completo, con los principales ejes donde se llegó a un consenso y el compromiso político de seguir negociando". Esta presentación pública, que tiene mucho de componente simbólico durante la cumbre de la OMC justamente en Buenos Aires, es lo que pretende el Gobierno para mostrar que la Argentina es un país con capacidad de recibir inversiones.

La mirada desde el sector empresario presente en Bélgica es abarcativa. "El apuro es más que nada de Argentina. La oferta anterior de la UE fue tan mala que Brasil, Paraguay y Uruguay están mucho más reticentes que hace un mes, antes de conocerse la oferta de carnes y etanol. Por acá, cada vez se escucha más no sacrificar contenido por velocidad", fue una de las descripciones.

En cuanto a la cita en la sede diplomática -con presencia de automotrices, autopartistas, sector del acero, calzado, laboratorios, fertilizantes, agroquímicos y metalmecánica-, "no hubo muchas novedades (de lo ocurrido ayer). Lo que se comentó fue que los países del Mercosur están discutiendo internamente la mejora de la oferta con la idea de hacer el intercambio de las ofertas mejoradas", dijeron a este medio. La UE elevaría los cambios entre mañana y el jueves.