El ministro de Producción, Francisco Cabrera, sostuvo que el sector industrial debe “bajar costos logísticos, laborales e impositivos” para poder ser competitivo con los países europeos, cuando se firme el acuerdo Mercosur-UE. 

Cabrera señaló que el objetivo es cerrar el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea lo antes posible aunque no descartó la posibilidad de que se firme recién el 21 de diciembre en Brasilia.

El ministro participó del Foro de Inversiones en el marco de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, donde aseguró que Argentina realizaría “un aporte agrícola y agroindustrial a la UE”.

En su paso por el salón de prensa del CCK, Cabrera afirmó el pacto no tendría impacto negativo sobre el trabajo. “No hay duda de que tendríamos un crecimiento de empleo, tras la firma de un acuerdo” contestó el ministro ante una pregunta de BAE Negocios, donde se le consultó si garantiza que el acuerdo no va a destruir empleo en Argentina.

Según el ministro, el mayor impacto del acuerdo “va a estar en las inversiones”, e intentó defender el acuerdo argumentando que en este tipo de pacto comercial, el bloque menos poderoso “recibe inversiones no solo del otro bloque, sino también de terceros.”

 

“Hay tiempo para adecuarse” sostuvo el Secretario de Industria

 

El Secretario de Industria, Martín Etchegoyen, se refirió al acuerdo Mercosur-UE y aseguró que “siempre que se hacen este tipo de acuerdos aparecen los temores”.

Etchegoyen participó de la jornada en el CCK y dialogó con periodistas al salir de la conferencia de Jack Ma, creador de Alibaba. Allí el secretario declaró que esto no comenzará a regir de forma inmediata y que “hay tiempo para adecuarse”.