Una estación de servicio cerró sus puertas cada cinco días desde mayo pasado debido a la crisis de rentabilidad que afecta al sector, según se desprende de datos oficiales difundidos hoy. 

El Listado de Operadores Autorizados del ministerio de Energía y Minería informó que en la actualidad hay 4.909 estaciones de servicio operativas en toda la Argentina, unas 52 menos que e. mayo de 2017. 

Esos registros indican entonces que el transcurso de los 260 días entre mayo (siete meses) y la actualidad cerró al menos un. empresa cada cinco días. 

Los estacioneros independientes vienen en una dura lucha hace ya varios años con las petroleras (que forman los precios de venta al público) para que les mejoren el margen de rentabilidad, que en la actualidad se ubican entre el 4% y el 6%. 

La crítica situación no conjuga con el incremento del consumo de combustibles, impulsado por la incesante demanda de productos Premium, ni con la recuperación del precio en el surtidor que e. 2017 superó en 6 puntos la inflación oficial, publicó el siti. especializado surtidores.com. 

Actualmente funcionan en el país 4.909 establecimientos d. expendio de naftas, gasoil o GNC; unas 3.102 solo despachan nafta. y gasoil; 565 son exclusivas de GNC; y 1.242 ofrecen ambo. combustibles, líquidos y gaseosos. 

Analía Salguero, presidente de la Cámara de Expendedores de Sa. Juan, dijo que el cierre de los comercios se da por una “crisis de rentabilidad”, por lo que el sector debe “avanzar en traza. las condiciones claras de lo que se está dispuesto a hacer para lograr sustentabilidad, ya que de esta manera no podremos seguir manteniendo el negocio”.

Patricia Sztejfman, titular de la entidad que nuclea a los empresarios en Rosario, alerta acerca del crecimiento del punto de equilibrio, es decir la cantidad de litros que deben venderse par. cubrir los costos fijos.

“Esto plantea una situación crítica en el sector expendedor, en razón de que los operadores con menores volúmenes ven realmente complicada su subsistencia”, resaltó la empresaria santafesina.

Sztejfman analizó que si los estacioneros junto a los Estados nacional y provinciales y las petroleras no le encuentran una solución al tema, se continuará por “este camino que solo se favorecerá la concentración”.