La venta de maquinaria agrícola registró, durante el segundo trimestre de 2018, una facturación de $7.654,9 millones, lo que representa una disminución de 7,5% con relación al mismo trimestre de 2017.

Según informó el Indec, los tractores presentaron los niveles de facturación más altos del trimestre, con 3.247 millones de pesos, lo que representó una suba del 9,1%, en comparación con igual trimestre del año anterior.

En tanto, la facturación de las cosechadoras registró una caída del 38,1% y las sembradoras, una baja del 0,5%. Las unidades vendidas en los cuatro grupos de maquinarias registraron disminuciones en el segundo trimestre con respecto a igual período del año anterior.

De acuerdo con el instituto de estadísticas, en el caso de las cosechadoras presentaron una disminución de 52%, mientras que los tractores cayeron 27,9% y las sembradoras, 20,5%. Los tractores de producción nacional presentan una participación de 67,1% y las cosechadoras de 66% en el total de unidades vendidas de sus respectivos segmentos.