Mientras el Gobierno apela al populismo que tanto denostó con una serie de medidas cuyo eje es poner más dinero en los bolsillos de la gente y mueve las primeras fichas de su Gabinete para llegar mejor parado a las elecciones de octubre e ir por una remontada épica tras la paliza que recibió en las PASO, las calificadoras de riesgo agitan el fantasma del default argentino y le dan un nuevo golpe de knockout a la economía local.

La decisión de las agencias Fitch y Standard & Poors de recortar el viernes la nota de la deuda de la Argentina avivó la incertidumbre y desencadenó una fuerte salida de inversiones en activos argentinos. Las acciones locales que cotizan en Wall Street perdieron hasta un 16% de su valor ayer, mientras que el desplome de los bonos en dólares llegó a superar el 6% en el caso del Bonar 24, el título argentino más negociado por los grandes fondos que operan en Nueva York.

Los comentarios de Alberto sobre una posible reestructuración no ayudaron

La desconfianza sobre la capacidad de pago de la Argentina, avivada por las calificadoras en el final de la semana pasada, dejó completamente cerrada la posibilidad para nuestro país de financiarse en los mercados internacionales. También complica -y mucho- el panorama para las empresas locales.

El índice de riesgo país que elabora JP Morgan se disparó ayer 230 puntos básicos, a 1.883 unidades.

Se espera hoy el impacto pleno sobre la Bolsa porteña, que ayer no operó por ser día no laboral, aunque el viernes ya se habían visto los primeros indicios: una caída de 2% para el S&P Merval y bajas de hasta 8,4% entre los bonos en dólares.

Fitch y S&P consideran que el deterioro que generó la fuerte devaluación de la semana pasada en la ya frágil situación económica de la Argentina incrementó la probabilidad de que el país no logre cumplir sus compromisos de deuda el próximo año.

El costo para asegurar la deuda argentina (CDS, por sus siglas en inglés) a cinco años subió más de 500 puntos básicos ayer respecto del viernes. Los cálculos sobre el precio de los seguros asignan una probabilidad de default de la deuda soberana argentina del 77 por ciento.

Los comentarios de Alberto Fernández, el candidato a presidente por el Frente de Todos, al diario Clarín el fin de semana respecto de su intención, si llega a consolidar su victoria en octubre, de sentarse a negociar con los acreedores de la deuda argentina "uno por uno" una posible reestructuración, no ayudaron.

Los ADRs argentinos se desplomaron ayer. La caída en Wall Street estuvo liderada por las acciones de los bancos: Supervielle cayó 15,8%; Grupo Financiero Galicia se hundió 15,7%; Macro perdió 15,3%; y Banco Francés terminó 14,4% abajo.

Por detrás se ubicaron las empresas energéticas, con retrocesos de 12% para Edenor, 9,6% para Transportadora de Gas del Sur y 7,4% para YPF.

El dato que preocupó a los analistas locales, más allá del porcentaje de la caída, es que la baja de los papeles locales en Nueva York fue acompañada por un importante volumen de negocios. Los bancos que lideraron el podio de las pérdidas operaron el doble de su monto habitual.

Entre los bonos argentinos en dólares, el valor del Bonar 2024 se desplomó un 6,3%, con lo que su tasa de retorno trepó al 40,5 por ciento. El Bonar 2037 y el Discount cayeron 1,5% cada uno.

Tampoco parecen convencer a los inversores las últimas medidas del Gobierno

La reacción del mercado forzó una desmentida por parte de uno de los principales referentes económicos del Frente de Todos, que aún se niega a confirmar cuál será su equipo de gobierno en caso de ganar en octubre. "No planeamos reestructurar la deuda", dijo Guillermo Nielsen a la agencia Bloomberg.

Tampoco parecen convencer a los inversores las últimas medidas de corte populista adoptadas por el Gobierno de Mauricio Macri ni los cambios en el Gabinete nacional, que por ahora se circunscribieron sólo al Palacio de Hacienda: salió Nicolás Dujovne y entra hoy Hernán Lacunza.

Por lo pronto, hoy las miradas estarán puestas en la réplica de la caída de ayer de ADRs y bonos que cotizan en Wall Street en el mercado local, aunque el centro de atención pasará por el impacto sobre el dólar y la reacción del Banco Central en caso de una disparada alza.

Más notas de

Eugenia Baliño

Inversores internacionales dejan el pánico atrás y vuelven a tomar riego

Inversores internacionales dejan el pánico atrás y vuelven a tomar riego

Preska falló contra Argentina y el juicio por la expropiación de YPF seguirá en EE.UU.

Preska falló contra Argentina y el juicio por YPF

El Banco Central suspende hasta fin de año el reparto de dividendos

El Central suspende el reparto de dividendos

Por nuevas restricciones, el BCRA logra recuperar reservas

Por nuevas restricciones, el BCRA logra recuperar reservas

A la espera de un acuerdo, ADRs volvieron a dispararse y bonos se tomaron un respiro

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, DICIEMBRE 9: Las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires caían 6,13 por ciento este mediodía, con el indicador Merval a 8.993,18 puntos, afectadas porlas energéticas y los bancos. Foto NA: JUAN VARGASzzzz

Pese a nuevas restricciones, el dólar Bolsa subió y se disparó el blue

Pese a nuevas restricciones, el dólar Bolsa subió y se disparó el blue

Las operaciones de dólar Bolsa caen a menos de la mitad e inversiones en pesos ganan terreno

Las operaciones de dólar Bolsa caen a menos de la mitad

El BCRA acelera la venta de divisas para contener al dólar

El BCRA acelera la venta de divisas para contener al dólar

En plena negociación de deuda, Guzmán se acerca a la economía real

En plena negociación de deuda, Guzmán se acerca a la economía real

La pandemia y la renegociación de la deuda nacional golpea a bonos provinciales

La pandemia y la renegociación de la deuda nacional golpea a bonos provinciales