El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) redujo hoy la estimación de cosecha de soja en Argentina en 500.000 toneladas hasta las 55 millones de toneladas, mientras que incrementó en 3,5 millones de toneladas la de maíz hasta un total de 46 millones de toneladas, respecto a las mediciones realizadas por la cartera estadounidense en diciembre.

Al respecto, fuentes de la corredora de granos Granar indicaron que "si bien considera el USDA que hay pérdida de superficie por el exceso de lluvias, una parte se verá compensada por rendimientos superiores a la media histórica justamente por la buena disposición de humedad para los cultivos".

Oferta y demanda global de granos

Asimismo, el USDA en su informe mensual sobre oferta y demanda global de granos, que no fue publicado en enero debido al cierre del gobierno estadounidense por más de un mes, redujo la estimación de cosecha de soja de Brasil en 5 millones de toneladas hasta las 117 millones de toneladas, cifra que se encuentra en consonancia del promedio previsto por el mercado.

La cartera agropecuaria del país norteamericano también publicó las cifras finales de las campañas de soja y maíz en su territorio, cierres que tuvieron recortes con respecto a las estimaciones anteriores.

De esta manera, la cosecha de soja cerró en 123,66 millones de toneladas, 1,52 millones menos que las estimadas en diciembre de 2018, al mismo tiempo que las existencias finales en el país del norte se redujeron en 1,24 millones de toneladas hasta las 24,76 millones, cifra por debajo de lo esperado por el mercado.

En cuanto al maíz, el recorte superó el millón de toneladas y se ubicó en las 44,08 millones de toneladas.

Dichos recortes a nivel global, tanto en la producción como en las existencias, determinó una baja en los stocks mundiales en ambos cultivos.

En el caso de la soja, la baja en las existencias mundiales fue de 8,61 millones de toneladas respecto a diciembre, para ubicarlas en 106,72 millones, casi 6 millones de toneladas menos que lo estimado por los privados, mientras que en el caso del maíz, la baja fue de 2,72 millones de toneladas respecto a lo esperado por el mercado hasta los 309,78 millones de toneladas.

Por último, la existencias estadounidenses de trigo fueron incrementadas en un millón de toneladas hasta los 27,5 millones de toneladas, a la vez que la estimación de siembra de trigo de invierno se ubicó en 12,66 millones de toneladas, menor a lo esperado por el mercado y a lo sembrado en 2018.

Bolsa de Cereales de Buenos Aires

El dato del Departamento de Agricultura de EE.UU. se posiciona por encima de la estimación de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), que la estipuló 53 millones de toneladas para la actual campaña

"Si bien la actual estimación de área refleja una caída de 200 mil hectáreas en comparación con nuestra proyección al inicio de campaña (17,9 millones de hectáreas al 26 de septiembre de 2018), la favorable condición del cultivo sobre gran parte de la región agrícola eleva el rinde potencial por encima a los promedios históricos", precisó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la BCBA.