El Gobierno nacional tomó la delantera en lo que respecta a las emisiones de deuda del 2018 y ahora podrían sumársele Buenos Aires y Chaco, las primeras provincias en probar las mieles del financiamiento internacional en este año.

El distrito norteño había anunciado en 2017 que saldría a colocar u$s250 millones, en tanto la administración de María Eugenia Vidal podría colocar hasta u$s3.000 millones, aunque la cifra final podría estar bien por debajo de ese número.

Por su parte, la empresa estatal Aysa hará su debut en el mercado internacional con una Obligación Negociable de hasta u$s1.000 millones, en lo que será la primera colocación corporativa del 2018 en el exterior.