Con precipitaciones que rondaron en promedio los 50 milímetros, las trece millones de hectáreas de maíz y soja que aun falta sembrar podrán ir finalizando en el transcurso de la semana. La llegada de las lluvias que se vieron entre el sábado y domingo mantendrá al mercado externo más calmo.

Según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) las precipitaciones que se vieron en el sur de Santa Fe, el suroeste de Entre Ríos, sur de Córdoba, y el noreste de Buenos Aires oscilaron entre los 40 a 75 milímetros, éste permitirá en parte sostener los precios a la baja en Chicago.

El mercado externo esperaba repuntar a partir poca agua que se diera en las zonas que hoy por hoy atraviesan un clima más seco.

"Las lluvias que se vieron va a hacer que Chicago este más tranquilo. Además hay todavía pronósticos de más lluvias entre el miércoles y viernes lo que va a normalizar la siembra", sostuvo el director de la corredora Futuros y Opciones (FyO), Dante Romano.

Sin embargo el experto remarcó que "seguimos estando en un mercado climático dado que lo que paso fue una incertidumbre al momento de la siembra. Todavía falta pasar enero que es el más complejo para la soja".

En este sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recordó que las medias históricas de las lluvias de diciembre de los últimos 60 años están en alrededor de 120 mm. En la primera quincena de diciembre sólo dejó 25 mm.

Esto hizo que "la soja haya comenzado a manifestar los primeros síntomas de falta de agua", dijo la Bolsa, a lo que agregó: "Las tasas de crecimiento se resienten y las plantas quedan más pequeñas. Un 10% de los cuadros retrocede a la condición regular".

Para el director científico de la Guía Estratégica del Agro (GEA); José Luis Aiello "no hay a la vista posibilidades de restituir las condiciones hídricas de los suelos".

Esto significa que el agua caída apenas alcanzará para terminar en parte la siembra. Sucede que los milímetros fueron muy heterogéneos en las distintas provincias a donde hacían falta las lluvias.

Para el Ministerio de Agroindustria, el avance de las siembras de soja exhibe un notable retraso respecto a la campaña pasada. Al 14 de diciembre se lleva completada el 62% del área de intención, 7 puntos por detrás de la campaña previa. Si bien las lluvias que se preveían para el fin de semana habilitaran el paso de las sembradoras, el rinde potencial ya no es el mismo que si se hubiese sembrado en fecha óptima. Por consiguiente los rendimientos por hectárea que tenía planeado cosechar el productor estará por debajo de lo estimado al hacer los números meses atrás.

La BCR dejo en claro en su informe semanal que "con un stock de grano en Argentina en niveles récord, la percepción de una oferta abundante para los meses venideros continúa firme. La última palabra la tendrá el farmer selling" ya que la quita de medio punto de los derechos de exportación mes a mes, afectará aún más los negocios.