China, Alemania y la Organización Mundial del Comercio (OMC) buscaron hoy acercar posiciones con Estados Unidos por el tema de los aranceles al acero y le pidieron proceder "cuidadosamente" para evitar una potencial guerra comercial "sin ganadores".

China advirtió que una eventual guerra comercial perjudicará a todos y resaltó que la estabilidad en los lazos comerciales bilaterales con Estados Unidos influye a todo el mundo.

Por su parte, Alemania confió en que no sea necesario responder con aranceles adicionales contra Estados Unidos ya que existe confianza en las tratativas encauzadas por la UE, mientras que la OMC pidió proceder "cuidadosamente" para evitar el potencial de desencadenar una "escalada".

El primer ministro chino, Li Keqiang, señaló que una guerra comercial "perjudicaría a todos: nadie saldría ganador, por lo que hay que actuar racionalmente en lugar de dejar llevarse por las emociones".

Asimismo, la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró que su país "no quiere medidas proteccionistas, sino soluciones multilaterales".

"Muchísimos países dijeron que están preocupados por esto, hay un potencial para la escalada y tenemos que proceder muy cuidadosamente", expresó también el director general de la OMC, Roberto Azevedo, quien tuvo reunión informal de ministros de la organización en Nueva Delhi y sostuvo tras el encuentro, en el que participaron 51 países, entre ellos China, Estados Unidos y Rusia, que "todos" los miembros son conscientes de la "seriedad" de la situación.