Ante la continuidad de la guerra comercial que se desató entre Estados Unidos y China, el gigante asiático -principal importador de soja del mundo- decidió por primera vez importar harina de soja ante el faltante de materia prima. De esta forma habilitó a las fábricas de la Argentina y se espera un ingreso de divisas por US$1.740 millones.

La noticia fue confirmada por el Ministerio de Agroindustria, que señaló que la apertura se da después de 20 años de negociaciones entre los países.

" China es nuestro principal socio comercial después de la Unión Europea, y hemos construido una relación muy profunda que nos permite iniciar y cerrar negociaciones entre nuestros países. Argentina volvió a ser un referente en el mundo, y este es un nuevo paso que beneficiará a la cadena de la soja argentina", sostuvo el ministro Luis Miguel Etchevehere.

En la misma línea, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales (CEC), Gustavo Idígoras, señaló que "la aprobación del protocolo sanitario es un paso histórico sólo falta terminar con las habilitaciones de las plantas y el registro de producto que llevará unos meses lo que hará que formalmente los envíos empiecen en 2020".

Al respecto el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria ( Senasa), Ricardo Negri, destacó que "la confianza que hay entre ambos países hace que China no haga una visita de auditoria previa, sino que recién la hará 24 meses después del primer embarque desde Argentina".

Según la industria, la Argentina está en condiciones de enviar 5 millones de toneladas. A valores FOB actuales significan ingresos por U$S1.740 millones.

En la actualidad los principales mercados para el producto local se concentra en un 60% en el sudeste asiático y otro 25% en la Unión Europea. Esto hace un total de producción de 30 millones de toneladas anuales y divisas por US$10.000 millones.

En el acumulado de 2019 la Argentina lleva exportado a China 4,3 millones de toneladas de porotos de soja, que significa el 80% del total y 163.954 toneladas de aceites de soja, es decir un 4%.

Hay que recordar que en su momento, los aceites de soja se había frenado por algunas diferencias comerciales con la anterior gestión, que luego fue saldado. Sin embargo hay poca demanda y se espera que con la discusión con EE.UU. se pueda reactivar.

Hoy nada indica que la guerra comercial entre ambos países finalice. Es más, hace poco Estados Unidos impuso una nueva suba de aranceles a las importaciones chinas, que alcanza un 15%, y afecta a productos y bienes por más de US$112.000 millones. En diciembre, se prevé otro aumento, lo que marca una creciente tensión para el resto del año con China.

Las discusiones entre estas naciones son favorables para América del Sur, dado que el gigante asiático vuelca sus compras para la región las cuales recaen en Brasil y Argentina. Los valores locales siempre se mostraron alejados de los precios de Chicago.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos