Las empresas agroindustriales del Noroeste argentino alertaron una profunda crisis en sus ventas ante el crecimiento de los impuestos internos que generará la caída de ventas a multinacionales productoras de gaseosas. De hecho, Coca Cola anunció la ruptura del vínculo comercial en derivados del citrus y otros productos de economías regionales por la pérdida de competitividad si se aprueba la modificación impositiva que incremente los precios de origen.

La multinacional estadounidense anunció, en su sede de Atlanta, “que si se aumentan los impuestos internos a las bebidas gaseosas dejarán de comprar derivados del citrus en el NOA y otros productos de economías regionales”. Así lo confirmaron a BAE Negocios fuentes relacionadas a la empresa, quienes señalaron que la decisión impactará a 12 provincias argentinas.

Coca Cola adquiere distintos productos para la elaboración de bebidas, como limones, naranjas, pomelos en el NOA, duraznos en Mendoza, manzanas del Alto Valle de Río Negro, entre otros puntos. De concretarse la amenaza de levantar las compras, el impacto puede ser letal para el empleo en esas provincias como para la cadena comercial de kioscos y almacenes.

“Esta decisión tiene un impacto de uSs500 millones menos por año a las economías regionales”, señaló una fuente de una de las empresas agroindustriales más importantes del noroeste argentino. Por caso, en la actualidad, la tonelada de jugo en Brasil tiene un costo de u$s600 menos que la que se produce en Entre Ríos. “Coca Cola había decidido que aún siendo más elevado el precio, apostaba a comprar en el mercado interno. Pero con este nuevo cuadro tarifario hay una revisión de todas las compras”, dijeron las fuentes consultadas.

Un comunicado de prensa de la Unión Cañeros Independientes de Jujuy y Salta señaló que el incremento a los impuestos internos en bebidas azucaradas “atenta contra la subsistencia de productores de caña de azúcar de las provincias del NOA”. Los productores afirmaron que el incremento de los impuestos sobre las bebidas azucaradas está “fundado en opiniones sin base científica sobre nutrición” y se quejaron que beneficiarán a “bebidas endulzadas con edulcorantes sintéticos con tasa 0%”.

En ese sentido, señalaron que “tendrá un impacto negativo en los precios del azúcar debido a la baja demanda de los mismos”. “Cabe recordar que los productores venimos soportando en los últimos cinco años una delicada situación económica debido principalmente a los bajos precios del azúcar y a los fuertes incrementos de los costos, que nos hizo muy difícil poder sostener la actividad”, destacó el comunicado.

De acuerdo al cálculo preliminar, “el aumento de impuestos a las bebidas gaseosas implicará 100 mil toneladas menos de venta de azúcar a las embotelladoras”, alertaron los productores de azúcar, quienes señalaron además que esos excedentes “se tendrán que exportar a precios muchos más bajos”.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos